“Estamos aprovechando las nuevas oportunidades generadas por la pandemia”: CRCI del Valle del Cauca

 

Encontrar nuevas alternativas en medio de la coyuntura generada por la pandemia por el  Covid-19 aprovechando las fortalezas competitivas que tiene el Valle del Cauca, ha sido el centro del plan de reactivación económica del departamento.

La pandemia no ha cambiado el hecho de que el Valle del Cauca sea el principal departamento agroindustrial de Colombia; seguimos siendo punto de referencia para ubicación de inversión directa relacionada con agroindustria y manufactura ligera; somos la principal plataforma exportadora de bienes agrícolas y manufactura a través del puerto de  Buenaventura, entre otras fortalezas”, comenta Carlos Andrés Pérez, director económico y de competitividad de la Cámara de Comercio de Cali, entidad que ejerce la secretaría técnica de la Comisión Regional de Competitividad e Innovación (CRCI).

Con estas ventajas como brújula, el departamento ha enfrentado los impactos que ha dejado la pandemia sobre la economía y el empleo, así como las medidas de prevención y mitigación de la propagación de la enfermedad que han afectado la dinámica de crecimiento positivo que venía sosteniendo el departamento desde 2014.

Gracias al trabajo conjunto y coordinado que se viene realizando en los últimos años entre las instituciones que hacen parte de la Comisión Regional de Competitividad e Innovación logramos ponernos fácilmente de acuerdo, en lo que había que hacer para lograr la reactivación”, agrega Pérez.

En el proceso de construcción de la estrategia participaron cerca de 60 instituciones del departamento coordinadas por la CRCI. Su ejecución contempla inversiones cercanas a los 13 billones de pesos en proyectos de infraestructura y cerca de 100.000 millones de pesos en 65 proyectos de desarrollo empresarial priorizados hasta el momento. Algunos de estos proyectos ya están en proceso de ejecución y la gran mayoría están estructurados. La idea es que cerca de 20.000 empresas de la región se beneficien directamente de los proyectos ejecutados en los próximos dos años.
 
El objetivo de este plan es retomar la senda de crecimiento económico del Valle del Cauca y lograr que crezca un 6 % o más en 2021 y genere unos 300.000 empleos.

Este plan incluye profundizar programas y acelerar proyectos ya concertados por los diferentes actores en el marco de la CRCI y la Agenda Departamental de Competitividad e Innovación para aprovechar nuevas oportunidades e impulsar la reactivación económica. Estos son algunos de sus puntos clave:

Recomposición de las cadenas de valor

 

La actual coyuntura global ha generado un replanteamiento de las principales compañías manufactureras  del mundo en términos de la relocalización de su producción y proveeduría. Esta es una oportunidad para  que el Valle del Cauca siga atrayendo inversión extranjera directa, principalmente de plantas de  producción de distintos orígenes, pero ligadas a procesos de producción soportados en China, con interés particular de atender el mercado de Estados Unidos.

En este sentido, la Gobernación del Valle del Cauca, la Alcaldía de Cali, Invest Pacific y la Cámara de Comercio de Cali (CCC), entidades que hacen parte del CRCI, trabajan de manera coordinada para promover la llegada de más compañías extranjeras que se ubiquen en las zonas francas y municipios del departamento, con la idea de generar alrededor de 30.000 empleos formales en los próximos dos años. 

En los últimos seis años han llegado cerca de 190 empresas de capital extranjero y en los próximos dos años esperamos que vengan unas 20”, dice Pérez. 

 

Exportaciones

 

La Gobernación, la Alcaldía, ProColombia y la CCC tienen una agenda para ejecutar proyectos enfocados en aumentar las exportaciones del Valle del Cauca a mercados exigentes y economías desarrolladas,  lo cual implica que las empresas del departamento ajusten sus productos para estos consumidores más sofisticados.

En este sentido, se espera que en los próximos años unas 80 empresas empiecen a exportar a destinos como Holanda, Japón y California. Estos mercados ofrecen oportunidades para los clúster de proteína blanca, belleza y cosméticos, alimentos y hábitat urbano.

En cada mercado se evalúan los potenciales productos, por ejemplo, en California hay mucho interés por frutas y verduras, mientras que a Japón le resultan interesantes las prendas de vestir”, explica Pérez.

En este renglón, también se creó el programa ‘Exporta Protección’ que busca vender en destinos como Chile, Perú y Estados Unidos los excedentes de producción de elementos de bioseguridad, equipos e insumos hospitalarios que se generaron a raíz de la pandemia. 

 

Transformación tecnológica

 

Es un hecho: la pandemia obligó a adelantar mínimo dos años los proyectos de transformación digital de centenares de empresas; se dieron cuenta de que esto no es una moda sino una necesidad. De ahí surgió el programa -en alianza con INNpulsa- en el que empresas del clúster de economía digital, trabajan en el proceso de transformación tecnológica con 20 empresas del departamento líderes de los clúster de diferentes sectores.

 

Turismo y salud

Cali ha logrado un reconocimiento a nivel internacional, especialmente en la región Caribe, en la calidad de la prestación de servicios de salud, principalmente en cuanto a procedimientos quirúrgicos programados se refiere. Los pacientes que llegan del extranjero, a su vez, demandan servicios de hotelería, transporte, restaurantes, etc. 

Por la pandemia, muchos de esos procedimientos que estaban programados quedaron pendientes, por lo cual se espera que pronto se retome ese movimiento. Por ello, el Clúster de Excelencia Clínica trabaja conjuntamente con el de Turismo,  en su preparación para recibir a estos viajeros con los debidos protocolos de bioseguridad.

Necesitamos que esa cadena de proveeduría de servicios especializados para la atención de pacientes esté lista para el año entrante, con las certificaciones necesarias para prestar sus servicios”, apuntó Pérez.

 

Educación

 

Ante la diversidad de la estructura productiva, el departamento es consciente del reto frente al conocimiento  necesario para atender las demandas de capital humano de las distintas actividades económicas. De ahí, que se trabaje conjuntamente para actualizar la oferta académica y de formación continua, para que las empresas de los distintos clúster puedan contar con la oferta laboral que requieren para apalancar sus procesos de crecimiento. Pensando en esto, se diseñó el programa ‘Academia clúster’, que será ejecutado el próximo año.

 

 

La Comisión Regional de Competitividad e Innovación del Valle del Cauca es consciente de que, para estos esfuerzos no se vean truncados, es necesario avanzar simultáneamente con la gestión para la implementación de la Agenda Departamental de Competitividad e Innovación (ADCI), en un trabajo conjunto con las entidades territoriales públicas y privadas, en proyectos de infraestructura claves, principalmente para conectar los centros de producción y  exportación.

Son seis proyectos estrella, no solo para la reactivación económica, sino para soportar el desarrollo competitivo del departamento y mantener la senda de crecimiento, por lo que también estamos comprometidos en su ejecución”, dice Pérez.

Estos proyectos son:

  1. Garantizar la profundización del canal de acceso de la bahía de Buenaventura.
  2. La construcción de la doble calzada Mulaló-Loboguerrero.
  3. Finalizar la doble calzada Buga-Buenaventura.
  4. Adecuación de vías de acceso a Cali.
  5. Plan de adecuación de vías terciarias del departamento.
  6. Tren de cercanías para conectar de manera más ágil a Jamundí-Palmira-Yumbo y Candelaria.

Estas sinergias y el trabajo conjunto articulado desde la CRCI han sido una ruta invaluable para encontrar rápidamente la senda de la reactivación económica del Valle del Cauca y ha servido para alimentar, impulsar y fortalecer la ADCI.